“En algunos efectos estamos llegando al punto de no retorno”

ENTREVISTA A ÍÑIGO J. LOSADA, DIRECTOR DE INVESTIGACIÓN DE IH CANTABRIA

Íñigo J. Losada es el coordinador del Área de Investigación de Clima, Energía e Infraestructuras de IH Cantabria. Como experto en la matera, ha concedido una entrevista a EL GALLO para hablar del cambio climático y cómo está afectando al planeta, una problemática cuyos “impactos se están dejando ver”, asegura.

 

PREGUNTA.- ¿Por qué es tan importante el calentamiento global?

RESPUESTA.- Las consecuencias y potenciales beneficios del calentamiento global varían enormemente en función de la región y del horizonte temporal considerado. Estas consecuencias afectarán tanto a nuestros sistemas naturales como socioeconómicos. Es previsible que el calentamiento lleve a algunos ecosistemas a situaciones irreversibles que pueden llevar a su desaparición. En cuanto a las consecuencias sobre los sistemas socioeconómicos debemos pensar que todo nuestro sistema actual se ha construido sobre el clima presente por lo que, al menos, debemos pensar en importantes esfuerzos económicos y personales en algunos países para adaptarnos a la nueva situación.

P.- ¿Cómo está afectando al planeta?

R.- En general, los impactos más importantes se están dejando ver en el aumento de la temperatura media global del aire o la del océano, el aumento del nivel medio del mar o la acidificación del océano. Los dos primeros aspectos conllevan múltiples consecuencias sobre el incremento en los riesgos derivados del aumento del número de olas de calor o de eventos de inundación así como la migración de algunas especies a latitudes más septentrionales. La acidificación produce importantes impactos sobre algunos ecosistemas como los corales.

P.- Un ejemplo de ello, ¿serían las altas temperaturas que hemos tenido este invierno?

R.- Rotundamente no. El cambio climático hace referencia a periodos climáticos, es decir, cambios a lo largo de varias décadas. Un hecho puntual como el que hemos vivido solo puede vincularse al cambio climático si se analiza en el contexto de un periodo climático y, que yo sepa, todavía no lo hemos hecho.

P.- En IH Cantabria realizan estudios de cómo afecta el cambio climático en la costa, ¿podría hablarnos de las consecuencias de seguir con el nivel de emisiones actual?

R.- Para nosotros el problema fundamental es que el actual nivel de emisiones seguirá contribuyendo al calentamiento global y consecuentemente al aumento del nivel del mar. Este proceso es determinante como generador de impactos de inundación, erosión, salinización de acuíferos costeros o de problemas de operación e integridad de muchas de las infraestructuras costeras.

P.- ¿Son irremediables los efectos del cambio climático?

R.- En algunos efectos estamos llegando a un punto de no retorno, lo que se conoce en inglés como “tipping points”. En otros, como el aumento del nivel del mar, sabemos que aunque las emisiones cesasen por completo a día de hoy, el aumento continuaría durante siglos por la inercia del océano. No obstante, soy optimista y creo que políticas adecuadas de mitigación y adaptación pueden revertir o al menos mitigar algunos de los efectos que estamos observando.

P.- Hace unas semanas se celebró en París la última Cumbre sobre el Cambio Climático en la que han firmado un nuevo acuerdo, ¿queda obsoleto el Protocolo de Kioto? ¿Podría explicarnos por qué?

R.- Kioto cumplió su cometido en un momento dado aunque, lamentablemente, muy por debajo de las expectativas inicialmente marcadas. París supone un cambio histórico y abre una nueva senda para hacer frente a este problema global. Es un avance histórico porque confirma que todos los países hacen suya la agenda para hacer frente al problema climático contribuyendo con su reducción de emisiones y su contribución a la componente de adaptación en un marco de solidaridad no antes alcanzada.

P.- El acuerdo alcanzado en París se ha marcado como objetivo limitar el aumento de temperatura global en 2 grados, ¿qué medidas habría que adoptar para lograrlo?

R.- El acuerdo incluye muchos aspectos que pueden ayudarnos a alcanzar la ansiada meta de la reducción de 2 grados e incluso de 1,5 grados. El acuerdo considera un cambio de modelo económico que debería conducirnos a alcanzar la neutralidad en las emisiones lo antes posible y además establece la revisión periódica de las emisiones, de tal manera que sea posible introducir las correcciones necesarias para alcanzar dicha meta. La primera se producirá en 2018. Quizás se podría haber alcanzado un mayor nivel de definición en algunos aspectos del acuerdo pero el avance con respecto a Kioto es definitivo.

P.- Ya se habla de una transición a una “economía limpia” y esto abre muchas oportunidades de negocio, ¿verdad?

R.- Sin duda. De hecho tanto en el ámbito financiero como en otros ámbitos empresariales e incluso formativos (Escuelas de Negocios) ya estamos empezando a ver muchas iniciativas conducentes a la búsqueda de nuevas oportunidades en un marco económico diferente al que hemos vivido.

P.- Y, por supuesto, también un gran quebranto de caja para las industrias menos limpias. ¿Deberían haber puesto remedio mucho antes?

R.- En este nuevo marco económico es evidente que algunas industrias acabarán desapareciendo, ya sea por nuevas normativa o simplemente porque los beneficios obtenidos no son ya rentables. Sin embargo, habrá muchas otras que sabrán adaptarse y mantener su competitividad.

P.- ¿Considera que la ciudadanía conoce y está suficientemente concienciada con el cambio climático?

R.- Me atrevería a decir que todo el mundo conoce el problema aunque probablemente no esté suficientemente informado. Lo que parece claro es que, para la mayor parte de la población, en estos momentos el cambio climático no está entre sus problemas prioritarios.

P.- El ciudadano, ¿cómo puede contribuir a reducir el calentamiento global?

R.- Cualquiera de nuestros hábitos que contribuya a un mundo más sostenible (eficiencia energética, consumo de agua responsable, uso de transporte colectivo, etc.) son contribuciones individuales pero fundamentales para reducir los efectos del cambio climático.

P.- El tráfico de vehículos es un problema importante para el clima mundial. ¿Qué podría hacerse para reducir las emisiones de dióxido de carbono producidas por el transporte?

Indudablemente hay varios elementos esenciales que dependen del nivel de desarrollo de cada país: la potenciación del transporte colectivo de calidad o de mercancías por ferrocarril y el desarrollo del vehículo eléctrico.

P.- De no tomar medidas como las que propone, ¿en qué podría cambiarnos la vida el cambio climático?

R.- Como he dicho antes, el cambio climático es un proceso de largo plazo. Salvo por los eventos extremos no preveo que se produzca ningún evento singular que modifique nuestra vida de forma radical pero sí que reoriente algunos aspectos de nuestra forma de vida actual. Sin duda, son las siguientes generaciones las que serán cada vez más conscientes de lo que el hombre ha causado en el clima desde la revolución industrial.

P.- Hablando de la herencia que dejaremos a las próximas generaciones, en su opinión ¿cómo cree que se encontrarán el planeta?

R.- Es difícil establecer el cuando y el cuánto, pero sin duda, se encontrarán un mundo en el que las presiones biofísicas y sociales sobre el planeta reducirán la resiliencia del mismo para afrontar los riesgos que se deriven de los cambios experimentados. En definitiva, mayores riesgos, mayor desequilibrio y menor margen para afrontarlos.

P.- Personalmente, ¿está usted concienciado con el cuidado del medio ambiente? ¿Cómo contribuye a la mejora del mismo?

R.- Por un lado, como un ciudadano cualquiera, intentando contribuir a través de los aspectos que antes he mencionado. Como investigador, con nuestro trabajo en IH Cantabria, trabajamos con el fin de incidir sobre las políticas públicas de manera que las decisiones que se toman se basen en el mejor conocimiento científico-técnico del cambio climático. Como docente, a través de mis clases y entrevistas como ésta.

 

2017-01-03T13:02:04+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies